He escrito en otras ocasiones sobre el valor de las fotos y mi afición a la fotografía. En una fecha en particular, con mi familia nos sacamos una foto siempre en el mismo lugar. En unos pocos años, no sólo es divertido, sino asombroso volver a verlas. ¡Qué será en diez, quince o treinta años!

Dear Photograph es un blog que ha llevado esa idea a la práctica de una forma que me parece genial. Les invito a descubir ese singular sitio de fotos e historias de cuya existencia me enteré leyendo un artículo publicado en El Observador.

La idea es simple. Una fotografía vieja abre un pequeño portal al pasado al ser superpuesta a su al locación original. Uniendo  presente y pasado se saca otra fotografía.

Esta es la premisa del sitio Dear Photograph, un blog colaborativo donde se invita a los usuarios a subir sus propias fotografías, con una dedicatoria al estilo “querido diario”.

En mayo de 2011, Taylor Jones estaba con su familia viendo fotos de su infancia cuando se encontró con una de su hermano en la cocina. En ese momento se percató que él se encontraba en el lugar exacto donde la foto había sido sacada. Para retratar ese momento le sacó una fotografía. Luego, hizo lo mismo unas cuantas veces más.

Fue allí cuando decidió crear un blog para subir todas estos recuerdos en forma digital. El aluvión de visitas no demoró en llegar.

Con unos pocos meses de estar activo, el sitio logró un éxito viral. Hoy en día superó los 10 millones y recibe a diario alrededor de 20.000. Para agosto fue nombrado uno de los 50 mejores sitios web del 2011 por la revista Time.

El atractivo de este sitio es básicamente su apelación a la nostalgia, logrando por un momento efímero ver esa milésimad de segundo retratado de nuevo en el presente.

Jones afirmó para el diario The Guardian que el sitio recibe alrededor de 20 propuestas pero sólo una es subida por día.  La foto es elegida de acuerdo “a lo que esté sucediendo en el mundo”. Por ejemplo, durante las fiestas -Navidad y Haloween por ejemplo- subió fotos basadas en estas. Muchos y muy antiguos árboles de Navidad dominaron los últimos días del año.

Sin embargo, afirma que en la mayoría de las veces depende de cómo se siente él en el momento. “Si me siento bien, voy a subir una foto divertida”.

Leer la nota completa aquí.