Foto Carlos Soria, vía El Telégrafo

«Cuenta quien juega» es una guía para docentes que brinda estrategias para interactuar con las familias proponiéndoles que se reúnan a leer «textos sociales», instructivos, que le permitirán elaborar juegos y juguetes con sus hijos.

La guía es el último producto –el anterior fue el libro «Cuenta quien cuenta»– del programa de alfabetización con la familia, desarrollado para los Centros Comunitarios de Educación Inicial (ex guarderías de la Intendencia de Paysandú) y el programa Faroles Comunitarios por por las maestras María Noel Guidali y Mabel De Agostini.

El libro es una guía teórico práctica que reúne 10 propuestas de talleres dirigidos a las familias, a las que se pretende potenciar como primer agente alfabetizador.
La presentación fue realizada en las instalaciones de «Paysandú Innova» con la presencia de maestras de los referidos centros, que recibieron la publicación en forma gratuita.

La publicación del libro es la etapa final de un largo proceso que incluyó una investigación sobre el tema y el desarrollo de talleres de formación en metodologías participativas para docentes realizados durante 2009.

El programa fue desarrollado por la Intendencia de Paysandú con el apoyo de fondos de cooperación internacional del Ayuntamiento de Fuenlabrada, España.

«El libro es una guía de intervención socio comunitaria para educadores que apunta a potenciar a la familia como primer agente alfabetizador y fortalecer el vínculo familiar a través de la lectura, el juego y la construcción de juguetes sencillos«, explicaron las autoras.
Agregaron que «forma parte de un proceso de trabajo iniciado hace dos años desde la Intendencia de Paysandú con familias en situación de vulnerabilidad».
«Es una herramienta que brinda al educador una forma especial de trabajar con la familia para que interactúe entre sí, que la lectura y el juego sea el pretexto para reflexionar sobre distintos aspectos que implica el aprender a ser familia», agregaron

«En realidad el producto final, el juguete, no es el objetivo principal sino que su elaboración en conjunto es una forma de que los niños presencien escenarios de lectura en el hogar. Cuando los niños no han presenciado escenarios de lectura familiar, cuando llegan a la escuela se encuentran con la enseñanza formal de la lectura y la escritura y no tienen qué recuperar para seguir aprendiendo, lo que tienen es un vacío enorme. La familia tiene que intervenir tempranamente, antes que el niño llegue a la enseñanza formal», dijeron las docentes.

En la etapa anterior -que también se materializó en un libro– llamada «Cuenta quien cuenta» cada cuento tomaba temáticas como la identidad, la manifestación de la afectividad, la diversidad, la resolución de conflictos en el hogar, la comunicación entre padres e hijos.

1 comentario

  • […] Esa es la principal conclusión a la que arribaron a través de su propia experiencia más de 30 adultos de los barrios Curupí, Nuevo Paysandú, Barrio Norte, Artigas, Puerto, Las Brisas, San Félix, Chacras de Paysandú, Fraga y Centro que durante el 2010 participaron en el programa “Cuenta quien cuenta” en la comunidad, llevado adelante por las docentes Mabel De Agostini y María Noel Guidali. […]

Los comentarios están cerrados