A veces parece que en el invierno todo es marrón, seco y sin color…pero es mentira

Los colores están si los queremos ver. La lavanda aún tiene flores y esparce su delicado aroma en su rincón del jardín…

Los mayos tienen colores…

y ¡colores!

y son tantos que hay que tener cuidado de no pisarlos. Aún lo más diminuto explota de color. ¿Piensas que exagero? De ninguna manera…mirá este macachín

No es verdad que el invierno sea gris. La vida tampoco aunque, en ocasiones, una mirada descuidada pueda engañarnos. Fijate bien, también ella tiene colores y pequeños macachines que si los buscás, están. Y es un deleite mirarlos.